El envase perfecto

Hoy, Día de las Madres, quiero hacer un alegato a favor de todas las mujeres que amamantan a sus hijos en la calle, en la sala de espera del ambulatorio, en el autobús de línea, en el restaurante, en definitiva, en cualquier lugar donde el niño requiera su dosis de divino maná.
Hace un tiempo me encontré en plena Plaza Bib-Rambla con esta espontánea y maravillosa escena.

Una generosa madre da el pecho a su hijo, sentados en un banco, mientras unas niñas, sabias por naturaleza, juegan a su lado sin darle la menor importancia y compartiendo con sencillez ese tierno momento.  En alguna ocasión, se acercaban y acariciaban al bebe en la cabecita repitiendo dulcemente: “que bonico”.
Un momento para la reflexión, para quedarse mirando ensimismado recordando aquellos copiosos banquetes al calor de tu madre; y como banda sonora, el latido de su corazón que como en un maternal sistema Morse te iba susurrando: “come mi amor, come tranquilo y hazte un hombre de bien, que el mundo y tu madre te necesitan grande, vigoroso y sano”.

Que idílica escena, si no fuera por una pareja de unos cincuenta y pocos, elegantemente vestidos, por fuera claro está, y con la mirada de la intolerancia en sus ojos, que enarbolando la bandera de la ética, la moral y de no sé que más pamplinas, no tuvieron otra cosa que hacer que increpar a esta madre llamándola indecente, y alguna cosa más, por el escándalo público que estaba originando, medio desnuda, mostrando sus pechos como una cualquiera.
Ni que decir tiene que los únicos que vinieron a romper la paz y la armonía fueron ellos, con sus maleducados gritos y aspavientos, y que su actitud era la única indecencia que había en todo aquello.

Soy una persona que no me gusta demasiado meterme en los conflictos ajenos y que piensa que  son los contendientes los que deben solucionar sus diferencias. Pero hay veces en que uno no puede aguantarse y faltó muy poquito para que tomara cartas en el asunto.

Pero no hizo falta. Esta madre, orgullosa y segura de lo que hacía, no necesitó más de dos frases para hacer callar a sus maleducados agresores con una exquisita educación de la que no se aprende en ninguna universidad y que sólo se adquiere si sabes y quieres escuchar a tu corazón y al sentido común.
Señora Madre, a sus pies.

En silencio, con la callada por respuesta y con la arrogancia y el desprecio del que se cree más que los demás, se marcharon, altivos y bien vestidos, por fuera claro está.

Devuelta la calma, el niño siguió mamando y pensando que al fin y al cabo, en lo que a continentes se refiere, la teta es el envase perfecto.

¡Felicidades Mama! No hay sitio en el universo donde quepa tu corazón.

Copyright texto y foto F. Javier Linares

Anuncios

Acerca de Javier Linares

Fotógrafo independiente Freelance photographer Blog: javierlinaresfoto.wordpress.com Web: www.javierlinaresfoto.com y http://javierlinares.jimdo.com/ Instagram: http://instagram.com/javierlinaresfoto/ Correo: javierlinaresfoto@gmail.com +34 606 504 757 Ver todas las entradas de Javier Linares

4 responses to “El envase perfecto

  • Mónica

    Mira que he dado de mamar en público cada vez que ha hecho falta y no he tenido ningún problema, pero es que hay gente que es, sencillamente, estúpida e ignorante. Lo comparto con mis amigas… besos, Javier!

  • Almudena

    Enhorabuena por este blog tan interesante, mezcla de imágenes fotografiadas y escritas. Me ha gustado mucho este post. Y me encanta saber que hay gente en el mundo como la protagonista de esta historia (yo también soy madre que saca la teta donde haya que sacarla) y el hábil observador que comparte con nosotros imagen y mensaje. Gracias!

  • Nefer

    Una bella imagen para unas palabras potentes que deberían hacernos pensar un poquito más y darnos cuenta de lo absurdamente que se ha vuelto todo tan políticamente correcto.

    Besillos.

  • María Juárez

    La gente se escandaliza por vicio habiendo problemas serios de los que preocuparse más. ¿Que mejor estampa que una madre alimentando a su hijo?
    Muy buena reflexión e imagen. Un saludo!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: