Archivo mensual: octubre 2011

15 oct., una protesta global.

Más de 10.000 personas salimos a la calle para la ya aclamada como protesta global de indignados, y eso solo en Granada. Empiezo a plantearme que sería de este movimiento si se constituyera como partido político. ¿Obtendría representación? ¿Seguiría siendo un partido donde las decisiones políticas se tomen en asamblea? ¿Sería capaz de esquivar las continuas embestidas de la corrupción? ¿Pondría de una vez por todas a la banca en su sitio? ¿Lograría sembrar los brotes de una nueva era?

Quiero pensar que la respuesta a todas estas preguntas es “sí”.

He aquí algunos de los momentos de la manifestación por la ciudad de la Alhambra.

Seguimos en la lucha…

© F. Javier Linares

Anuncios

El Cascamorras

Creo estar en lo cierto al afirmar que cuando se trata de tradiciones populares a ningún fotógrafo le resbala el asunto, o sí. Y me temo que éste es el caso, pero en el buen sentido: hacer fotografías o simplemente desplazarse entre personas con el cuerpo embadurnado en aceite es, cuanto menos,  divertido.

La historia del “Cascamorras”, una fiesta que tiene su origen en 1.490, comienza cuando un obrero de la localidad granadina de Guadix, trabajando en una demolición,  encuentra la imagen de una virgen, desde entonces Virgen de la Piedad. Este hallazgo tuvo una única pega: la imagen fue encontrada en suelo de Baza, pueblo cercano al de Guadix, por lo que la imagen se quedo en propiedad de los bastetanos.

Pero los accitanos, gentilicio de Guadix, no conformes con que sus vecinos se hubieran quedado con la imagen, mandaron al obrero a recuperar dicha imagen, y así lo hizo, sólo que regreso sin ella y con una brutal paliza que le propinaron los defensores de aquella sagrada propiedad. Parece ser que las negociaciones entre ambos pueblos llegaron a buen puerto y acordaron que si un accitano lograba llegar a Baza y robar la virgen ésta pasaría a ser propiedad de Guadix. Con una condición, el valiente y osado accitano debería llegar a Baza, coger la imagen y regresar sin una sola mancha en su cuerpo y en sus vestiduras. Sólo así sería digno de recuperar a la Virgen de la Piedad.

En la actualidad, cada 6 de septiembre, el Cascamorras intenta llegar al pueblo de Baza en medio de una multitud bañada en aceite de coche intentando no mancharse en ningún momento, hazaña hasta ahora no conseguida por ninguno de los atrevidos muchachos que intentan año tras año tan peculiar gesta.

La Virgen, pues, sigue en Baza.

© F. Javier Linares


A %d blogueros les gusta esto: