Archivo mensual: enero 2012

365 ramas y 1 brote

31 de enero de 2012 (31/366)

Durante todo el año debería escoger una fotografía al día de entre miles que tenia el archivo de papá. Así que todas las tardes se sentaba en la sala de proyecciones y visionaba atentamente dejando abierto su corazón por si alguna imagen tenia a bien acariciarle. Al final siempre escogía las que empiezan por: “Habia una vez…”

¡Hemos conseguido el reto del primer mes! Muchísimas gracias a los que habéis seguido las 365 ramas y 1 brote y a los que quedan por venir a refugiarse a  La sombra del árbol.
Mañana, 1 de febrero, la sombra sigue creciendo…

Anuncios

365 ramas y 1 brote

30 de enero de 2012 (30/366)

A algunos la vida los deja apagados o fuera de cobertura, pi, pi, pi, pi


365 ramas y 1 brote

29 de enero de 2012 (29/366)

La veía todos los domingos, pero ella a él no.
Le buscaba la mirada por si en algún descuido pudiera descubrir su universo, pero ella a él no.
Podía oler su aroma, un olor entre la dulce madurez y la acre juventud, pero él a ella no.


Asomado

28/01/12

Y de nuevo la tarde trae consigo un lienzo en tonos cálidos y lo deja ahí, justo enfrente; aunque esta vez he tenido que subir a la terraza del dormitorio para fotografiarlo mejor. Se quejará de vistas, el dormitorio digo.


365 ramas y 1 brote

28 de enero de 2012 (28/366)

-¿Te habrás enterado de lo de…?-
–Ummmsiii, pero es que además, no sé si sabes que estuvo…–
-¡Mariasantisima!.-
–¡Vayas a contarselo a nadie!–
-Dios me libre.-


365 ramas y 1 brote

27 de enero de 2012 (27/366)

… y que fantástico dar vueltas con los pies sobre sus alas…


365 ramas y 1 brote

26 de enero de 2012 (26/366)

El baile aún no había comenzado, pero era costumbre ir a guardar sitio para las amistades un ratito antes del concierto.
No cruzaron la mirada, pero estoy seguro de que se apuntaron un baile en el listín de sus esperanzas. Así es la vida, a quien madruga…


365 ramas y 1 brote

25 de enero de 2012 (25/366)

“Meditar, según el zen, es la condición natural de la conciencia humana, capaz de comprender por sí sola el significado de su existencia, aun si esto ocurre a nivel del inconsciente. Esta percepción se interrumpe por la agitación o el interés en los asuntos particulares que absorben nuestra atención. La práctica de un sistema o rutina de meditación devolvería a la mente a ese estado básico y primordial. Algunos maestros zen dicen que meditar es «tocar el corazón» del ser humano.” [Wikipedia]


365 ramas y 1 brote

24 de enero de 2012 (24/366)

Arropada por las inmensas cortinas negras y al abrigo de todas las miradas, comenzó su extraña danza; baile aleatorio, como ella lo llama.


365 ramas y 1 brote

23 de enero de 2012 (23/366)

Todos los lunes me hago el firme propósito de levantarme temprano para ir a correr y corriendo se me pasa para seguir acostado.


365 ramas y 1 brote

22 de enero de 2012 (22/366)

¡Llámame payaso pero ríete!


Asomado

21/01/12

No siempre la vista desde casa es agradable. Año tras año, sin fallar ni uno, el monte es víctima de las frustraciones o desarreglos de algún desaprensivo. ¿Pero siempre el mismo monte? Quizás la locura de este pirómano sea más bien la excesiva pasión por el dinero y sus pretensiones vayan más allá de satisfacer sus instintos enfermizos.


365 ramas y 1 brote

21 de enero de 2012 (21/366)

Trás el escenario, los cisnes negros se preparan para salir a escena seguros de que, algun día, su esfuerzo y tesón serán recompensados. Es el costoso precio de la fama pero son los mejores, y lo saben.


365 ramas y 1 brote

20 de enero de 2012 (20/366)

Despues de dejar al crio en la escuela, caminó un largo rato por el Paseo de las Tristes. Le pareció oir un murmullo, giró la cabeza y ahí estaba. En su atalaya de piedra, el Padre Andrés Manjón divagaba desde su eterna prisión:

“La educación ha de ser una y no contradictoria; integral; debe comenzar desde la cuna; debe ser gradual y continua; progresiva; tradicional e histórica; orgánica y armónica; activa por parte del maestro y del alumno; sensible; moral y religiosa; artística y manual; educando con el ejemplo; mens sana in copore sano”


365 ramas y 1 brote

19 de enero de 2012 (19/366)

Y escondidos tras sus gafas de sol intentaban desvelar el misterio:
-Hace como media hora que las perdimos de vista. ¿Pero dónde diablos se han metido?, ¡si por aquí no hay bares!-


365 ramas y 1 brote

18 de enero de 2012 (18/366)

El público esperaba impaciente, todo estaba preparado. Una sonrisa cómplice, los nervios a flor de piel. En breves instantes, meses de trabajo desembocarían en una hora de espectáculo lleno de plasticidad, fuerza, danza, metáforas… todo un éxito.


365 ramas y 1 brote

17 de enero de 2012 (17/366)

Exposición fotográfica: Espacio de tiempo durante el cual se expone a la luz una placa o un papel sensible para que se impresione.
Exposición de arte: Espacio de tiempo durante el cual se expone una obra artística al público sensible para que se impresione.


365 ramas y 1 brote

16 enero de 2012 (16/366)

“¿Conque no, eh? –me dijo–, ¿conque no? No quiere usted dejarme ser yo, salir de la niebla, vivir, vivir, vivir, verme, oírme, tocarme, sentirme, dolerme, serme: ¿conque no lo quiere?, ¿conque he de morir ente de ficción? Pues bien, mi señor creador don Miguel, ¡también usted se morirá, también usted, y se volverá a la nada de que salió…! ¡Dios dejará de soñarle! ¡Se morirá usted, sí, se morirá, aunque no lo quiera; se morirá usted y se morirán todos los que lean mi historia, todos, todos, todos sin quedar uno! ¡Entes de ficción como yo; lo mismo que yo!”
Niebla de Miguel de Unamuno


365 ramas y 1 brote

15 de enero de 2012 (15/366)

Cerrado por la vida moderna.


Asomado

“Asomado” es un proyecto con el que pretendo enseñar todo aquello que sucede justo delante de mi hogar, escenas cotidianas, sucesos del barrio, transeúntes, pero sobre todo paisajes, atardeceres que Gaia me trae sin previo aviso y que fotografío desde la terraza, sin moverme de casa,

21/01/12

No siempre la vista desde casa es agradable. Año tras año, sin fallar ni uno, el monte es víctima de las frustraciones o desarreglos de algún desaprensivo. ¿Pero siempre el mismo monte? Quizás la locura de este pirómano sea más bien la excesiva pasión por el dinero y sus pretensiones vayan más allá de satisfacer sus instintos enfermizos.

14/01/12

Los crepúsculos desde Kamiau (La casa del gato, nuestra casa) son sencillamente impresionantes. Cada día el cielo te sorprende con caprichosas formas y encendidos colores que ponen el broche de oro al día.


365 ramas y 1 brote

14 de enero de 2012 (14/366)

El pecado de un niño es andar sin mirar, el de un anciano es mirar sin andar.


365 ramas y 1 brote

13 de enero de 2012 (13/366)

La perspectiva es la ilusión visual que determina la profundidad y situación de los objetos a distintas distancias y que influyen en la percepción y el juicio del observador. ¡Es la reina del engaño!


365 ramas y 1 brote

12 de enero de 2012 (12/366)

Me quema tanto lo que veo que he tenido que poner aire acondicionado en mis ojos.


365 ramas y 1 brote

11 de enero de 2012 (11/366)

Allá donde vayas te seguiré, no porque esté escrito sino porque así lo deseo.


365 ramas y 1 brote

10 enero de 2012 (10/366)

En las colonias españolas africanas del siglo XIX, se denominaba “tango” al lugar en que los esclavos negros celebraban sus secretas reuniones festivas. La esclavitud en la actualidad ha adquirido, por desgracia, connotaciones que inundan el día a día, ¿quién no es esclavo de algo o de alguien?
Por tanto, cada vez más, necesitamos del tango provocador y clandestino para evadirnos de los desolados arrabales del alma.


365 ramas y 1 brote

9 de enero de 2012 (9/366)

Comienza de nuevo la rutina. ¿Habrá salida al final del túnel? Confío en que sí. Seguiré las flechas que me guian hacia la luz…


365 ramas y 1 brote

8 de enero de 2012 (8/366)

Hay días en los que no se puede pensar con claridad y todo parece más complicado de lo que en realidad es.


365 ramas y 1 brote

7 de enero de 2012 (7/366)

La última canción de moda suena, alborotadora. La marabunta se mueve al compás del mismo ritmo tedioso y mántrico, pusilánime, casi iniciático, esclavos de la repetición por ciclos.
Y mientras todos se divierten, en la calma vacía se impone el orden y dos viejos amigos arreglan el mundo, sin caprichos, por reflexión y elección.
De nuevo toca aprender; como no.


365 ramas y 1 brote

6 de enero de 2012 (6/366)

Me lo ha confesado: “Papá, de todos los regalos que puedan hacerte la amistad es el mas chuli”. Cuanto hay que aprender…


365 ramas y 1 brote

5 de enero de 2012 (5/366)

Demasiadas preocupaciones innecesarias en la maleta. Pelucas, postizos, bisoñés, extensiones, aumento de volumen… al final del viaje, todos calvos.
Me pido la rojo eléctrico de arriba. Ya me veo ardiendo en el infierno, pecadora pero divina.


365 ramas y 1 brote

4 de enero de 2012 (4/366)

La inteligencia no trae de serie todas las virtudes humanas y animales. Muy por el contrario la vida suele cobrarnos por los extras que vamos añadiendo, sobre todo si éstos pertenecen a la gama de productos de la ética y la moral.
La velocidad que reina, en esta vida moderna que nos han tocado vivir, nos impide, a menudo, pararnos a recapitular y pensar acerca del siguiente paso que tenemos que dar. Pero tarde o temprano, seamos quien seamos, vivamos la época que vivamos, nos damos cuenta de que siempre hay un momento para la reflexión. Úsemoslo.


365 ramas y 1 brote

3 de enero de 2012 (3/366)

A menudo me pregunto que es lo que he hecho en otras vidas para merecer un ángel en esta.


365 ramas y 1 brote

2 de enero de 2012 (2/366)

Aprender es algo más que estudiar de memoria para obtener una calificación sobresaliente. Es descubrir el mundo con los sentidos del alma y escuchar las inquietudes para dejarlas volar y, así, crecer como individuos y facilitarnos la integración como animal social. Esto debería ser suficiente…
En el Parque de las Ciencias de Granada, la segunda casa de Ana a la que nos invita muy a menudo.


365 ramas y 1 brote

1 de enero de 2012 (1/366)

Ver a mis chicas dormir; sin que nada les afecte; soñando con un universo sensato, dibujado por la inocencia creativa de Ana y la experiencia sosegada de Mara; verlas felices es lo que deseo para el 2012… nada más… y nada menos.


A %d blogueros les gusta esto: