Apuntes italianos I.- Torino

Como dijo Mark Twain: “Viajar es un ejercicio con consecuencias fatales para los prejuicios, la intolerancia y la estrechez de mente”.

Los viajes son una maravillosa oportunidad de empapar tu alma con la sabiduría del país que visitas, descubriendo otras culturas, otras formas de entender la vida. Pero yo siempre he dicho que en realidad de lo que más se aprende cuando viajas es de tu propio país, pues es con la distancia cuando valoras y reconoces tu propia cultura.

Viajar en familia es una de las actividades más hermosas. Descubrir juntos rincones cotidianos y asimilados para el que los habita pero que, para el foráneo, no dejan de ser lugares mágicos lejos de la comodidad de tu hogar, que haces tuyos una vez que los pisas.

El destino, Italia: Torino, Venezzia, Pisa, Costa oeste y Roma

Aunque sin las prisas de un tour organizado, que siempre hemos odiado junto a los “todo incluido”, elegir los mejores momentos de luz y las horas más adecuadas para cada lugar, es una tarea casi imposible de abordar y de prever en la ruta de viaje.

Llegas cuando llegas y te vas cuando tienes que irte, todo sucede casi a “salto de mata”  y, excepto en esos momento que eliges relajarte y disfrutar de algún lugar que te ha enamorado, siendo consciente de que eso te privará de ver otros destinos previstos en el orden del día, todo es algo vertiginoso y acelerado. Esperar el momento adecuado, fotográficamente hablando, se convierte pues en un sueño.

Pero hay fugaces momentos de relativa tranquilidad, en los que puedes concentrar tu atención en mirar con el ojo del viajero fotográfico y salir por unos momentos de la típica foto familiar de recuerdo.

En mis fotos no prevalece el monumento. Son las personas las que le dan sentido a los espacios y son ellas las que me siguen fascinando. Por ahora, no se hacerlo de otro modo.

Gracias de corazón a Mara y Ana por no enfadarse demasiado cuando al volver la vista atrás descubrían, mas veces de las deseadas, que papá seguía inmerso en su mundo. Tocaba retroceder y rescatarlo para traerlo de nuevo al trepidante mundo de los viajes.

Al regresar a casa vuelves a aprender la lección: menos, es más…

TORINO

_JLS0704Quesero en el mercado Porta Palazzo

20170808_112321

Concierto improvisado en Porta Nova

20170808_120815

Vendedor de tomates en Porta Palazzo

_JLS0730Una niña alemana se refresca en una fuente de la Piazza de Castello

_JLS0765

Siempre es hora de comer pizza en Italia. Enoteca en el centro de Torino.

_JLS0711

Una anciana descansa el la plaza de il Duomo de Torino.

_JLS0801

Jóven con su perro a la salidad del metro.

_JLS0709

Escena cotidiana en las inmediaciones del mercado Porta Palazzo

 

©Fotografías y texto : Javier Linares

Anuncios

Acerca de Javier Linares

Fotógrafo independiente Freelance photographer Blog: javierlinaresfoto.wordpress.com Web: www.javierlinaresfoto.com y http://javierlinares.jimdo.com/ Instagram: http://instagram.com/javierlinaresfoto/ Correo: javierlinaresfoto@gmail.com +34 606 504 757 Ver todas las entradas de Javier Linares

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: