Archivo de la categoría: Historias compartidas

Me autorretrato mas me autorretracto

Me autorretrato…

(por Javier Linares)

Me autorretracto…

(por Ivan Malevosky)

Si empezamos de arriba a abajo soy bello (no podríamos decir lo mismo si lo hiciéramos al revés),

si apartamos la selva en extinción, el disfraz contra la muerte,

el craneo, soy un animal bello.

Oscuramente bello y extraño.

Eso es lo que pienso de mí y sí, es demostrable;

aunque no soy el centro del mundo el mundo gira en torno a mí,

pese a quien pese.

Vistamos ese craneo de vida. Traspasemos la futura calva.

Dejemos la abstración también a un lado: Soy un animal curioso.

De mis ojos se han dicho maravillas (yo juraría que son cuencas mal adornadas), de mi boca tan sólo hay que probarla, de mis oídos que son una máquina perfecta que a veces bien parecen unos hombros para llorar, oreja y lóbulo aparte. De hecho mis hombros no sirven tanto para eso.  Ni casi para sostener esta cabeza no tan pensante. Son hombros finos. De mis hombros y mi torso se han dicho necedades; las han dicho mi abuela, mi tía, su marido, mi tío, su mujer, mi jefe, su hijo, casi todos lo han dicho menos mis amantes, mi madre, mis hermanos o mis amigos. Me estoy desviando del tema principal:

me autorretracto de lo que dijera tantas veces.

Mi espalda no ha perdido su cisne.

No hay nube grís.

Todo estoy bien dispuesto.

Y si, definitivamente si, valgo la pena;

no soy un cáncer como dije,

no soy la muerte, como dije,

ni soy un tumor de los que matan así que mundo:

deja que me expanda.


La historia del arte me salve

y me tenga en su gloria, para siempre.


© Texto: Ivan FS Malevoski Luca, 2011

© Foto: F. Javier Linares, 2011


Silencio

Mi amiga y fotógrafa, Nieves Soria, me pidió que escribiera un texto para su primera exposición de fotos con el tema “Silencio”. Después de charlar acerca de lo que significa la fotografía en su vida y de cual es su actitud ante los desafíos que ésta te plantea, pero sobre todo después de ver sus maravillosas fotos llenas de conceptos íntimos, subjetivos, pero absolutamente cercanos, nació este texto. Espero que disfrutéis de estas fotografías de Nieves que forman parte de dicha exposición pero, si tenéis oportunidad, os animo a que las veáis expuestas y os dejéis seducir por sus texturas, formas y colores.

A gritos me viene todo.
Y en un desorden sin precedentes ojos, cabeza y vísceras intentan ordenar mi trasiego en la medida de lo posible.
Y hastiado de palabras las encierro entre cuatro limites para apagar sus voces.
Poco a poco el estruendo deja paso al sigilo.
Y en la infinita calma construyo una burbuja y en su interior me columpio para llegar, suavemente, a mi siguiente SILENCIO.


Copyright fotos: Nieves Soria

Copyright texto: F. Javier Linares


A %d blogueros les gusta esto: